Vive lo nuevo

¿Recuerdas cuando de pequeño te compraban un juguete o una ropa, la ilusión que te hacía?

Intenta sentir todas las emociones que te embargaban pensando sobre ello, una y otra vez jugabas o te ponías la ropa y disfrutabas enseñando, mostrando o compartiendo.

Todos lo hemos vivido y siempre con ilusión y disfrute porque era algo que deseabas, que querías y que te hacía ilusión, sobre todo porque era nuevo.

De esto han pasado algunos años, pero a lo largo de la vida nos han ido  saliendo cosas nuevas y unas veces te pones contenta y otras no tanto.

Está bien que sepas que como todo lo nuevo es excitante. Tendremos que volver a experimentar que  merece la pena y si no es tan maravilloso como de pequeña, seguro que te dará nuevas perspectivas de las cosas.

Vivir en lo nuevo es algo extraordinario, te impide quedarte instalada, parada o cómoda. Es fantástico porque te hace estar en el presente, en buscar constantemente nuevas cosas, forma de pensar, sentir y expresar.

Aún recuerdo mí primera muñeca, que ilusión, me pasaba rato buscando trapos para vestirla y disfrutaba solamente de pensar cómo quedaría.

¿Cómo es que perdemos o dejamos tantas cosas en el camino y vamos al “grano” eso es lo que decimos porque nos cuesta volver a experimentar todo aquello

El soñar, emocionarte como de niño nos da la capacidad de crear, ilusionarnos y experimentar todo aquello que queramos. Sobre todo volvemos a sentir la alegría, el entusiasmo y el contento del descubrimiento.

Cuando viajamos, buscamos sin darnos cuenta poder sentir la emoción a lo desconocido como niños pequeños y preguntamos todo aquello que nos puede servir para descubrir y disfrutar.

Tener nuevos pensamientos, emociones y actitudes es fundamental para seguir viviendo la alegría del niño; como alguien dijo lo más bonito que hay es la pasión, el contento y el disfrute que  pone  el niño

Permitirnos  experimentar cada día la alegría y el entusiasmo es lo que nos conecta con la felicidad que está en nosotros y a veces la buscamos desenfrenadamente fuera cuando está dentro. Atrévete a vivir sonriendo ante lo que está llegando.

Abrir chat