Como tratar el Estrés Parte I

En la entrevista anterior la Psicóloga María del Mar García Muñoz respondía a la pregunta ¿Qué causa el estrés?. Hoy comenzamos con «Como tratar el estrés parte I».

La primer pregunta que debemos hacernos es ¿Quiero esta situación que me produce estrés?, ¿Esto lo necesito?, ¿Si continuo con esta situación me llevara a buen término?. Si la respuesta es negativa, lo más recomendable es acudir a un Psicólogo que nos pueda ayudar.

Si la situación ha llegado a un término avanzado, donde la persona no puede dormir o sus actividades diarias se ven afectadas por el Estrés, es recomendable que el paciente tome algún fármaco como medio para eliminar momentáneamente el Estrés, es decir, que el fármaco permita No curar sino tratar de tranquilizar a la persona de forma que la terapia sea efectiva y se pueda trabajar la procedencia de esa situación de estrés que ha llevado a otros desencadenantes.

En terapia se podrá trabajar el análisis de que situaciones Últimas o Pasadas, han llevado a desencadenar el Estrés. La idea es ir desde el efecto a la causa, de forma que se pueda identificar si esta situación deviene de la familia, amigos y/o sociedad y que produce el malestar.

Muchas veces el Estrés deviene de situaciones en las que nosotros mismos nos autoimponemos metas u objetivos difíciles de alcanzar y por ello sufrimos de estrés. Otras veces es nuestra mente y el pensamiento que por no detenerse nos lleva a esta situación, como por ejemplo cuando somos muy exigentes con nosotros mismos o buscamos un nivel de perfeccionismo muy complicado de alcanzar.

Al igual que se explicaba en la entrevista anterior debemos identificar el sistema de creencias que llevamos “Como una mochila” y que nos han ido cargando, sin quererlo, nuestros familiares y la sociedad.

Un ejercicio que podemos realizar nosotros mismos es por ejemplo llamarnos y dejarnos un mensaje donde nos preguntamos cómo estamos y luego respondernos a nosotros mismos frases como “Todo estará bien”, “Respira”, “Tranquilízate”, etc.

Podemos también realizar actividades como el teatro, Yoga, meditación o terapia de grupo, que nos permitirán tranquilizarnos y bajar el nivel de estrés, al igual que intentar visualizar e imaginar una situación donde el estrés no sea posible.