El “Tira y afloja”, dificultades en la Pareja

Dificultades en la pareja

La pareja después de la familia es el mayor  vínculo significativo que establecemos  las personas.  Cuando hay dificultades en la pareja se desarrolla lo mejor y lo peor de nosotros, ya que venimos desde el seno familiar con una mochila completa de nuestras relaciones con los otros, proveniente del hogar.  Tendemos a depositar los deseos más fuertes en la pareja, pero no cuestionamos si es bueno, adecuado y sano hacerlo.

Una buena relación de pareja es un vínculo muy poderoso que ayuda a manifestar y dar lo mejor de uno mismo y a la vez ayuda al compañer@ en las situaciones más dolorosas que se pueden tener.  Ejemplo: pérdida familiar, trabajo, enfermedad, etc.

La mayor dificultad en la pareja suele ser una falta de comunicación, se da todo por hecho sin decir o pedir lo que uno quiere, como lo quiere, etc.

Suelo visitar a ambos en conjunto en la primera sesión, luego los atiendo por separado y es aquí donde muchas veces cuando viene solo uno a consulta (indistintamente hombre o mujer), para resolver las dificultades de la pareja, muchas veces es sorprendente como define a su pareja de forma muy diferente a lo que ésta expresa cuando esta conmigo, es como si fuera una persona diferente. Quiere decir que su nivel de comunicación es nulo y las expectativas que pueden tener uno del otro, no tienen nada que ver entre si.  Entonces se produce el enfado en la pareja y se buscan razones para estar mal o dejar de hablar.

Al igual que sucede cuando cuidamos a un bebe, donde lo observamos, nos comunicamos con él y nos damos cuenta de que algo no va bien o que está contento, tendría que pasar lo mismo en las relaciones de pareja, y esto generalmente No ocurre. Por otro lado también cuidamos nuestro trabajo, amigos, casa, etc. Entonces, ¿por qué en la relación no tenemos un vínculo muy estrecho en la comunicación?.  Si en la vida, queremos algo que perdure, ¿por qué no cuidamos a la persona con la que compartimos la vida?.

Invertimos tiempo y dinero en cosas de menor importancia, ¿qué pasaría si me propongo diariamente expresar y comunicar lo mejor de mi y escuchar con atención lo que el otro me dice o me querría decir?.

Comunicar es atrevernos a mirar, expresar el amor sin palabras, escuchar al otro cuando no tenemos ganas de hablar y manifestar el interés y la calidad aun cuando la persona es indiferente.

Muchas de estas situaciones son aprendidas y vividas en la niñez en nuestro hogar.

Rompe con las dificultades en la pareja y comunica ahora con o sin palabras todo aquello que expresabas cuando el otro todavía era tan importante que sin decir, decía.

Abrir chat