Reforzar La Autoestima: Características

Reforzar la autoestima

Reforzar la autoestima.

Reforzar la Autoestima: ¿Que es la Autoestima?

Para Reforzar la Autoestima debemos conocer realmente que es la Autoestima: es una actitud, una forma de pensar, sentir , actuar sobre uno mismo. Es pensar bien, es querernos. Es la confianza y respeto en nosotros.

Para reforzar y tener una buena autoestima es fundamental:

  • Aceptación de uno mismo.
  • Ser estable.
  • Aprender a analizar, clarificar situaciones y tener recursos.

Es necesario la observación y análisis de las creencias recibidas que se han quedado grabadas como si formaran parte de uno mismo.

Es inevitable desarrollar para reforzar la autoestima:

  • Un buen conocimiento del Yo.
  • Una buena autoimagen.
  • Una buena autovaloración: verse a uno mismo de forma positiva.
  • Autoconfianza: el creer en uno mismo y en las capacidades, desarrollando al máximo, enfrentándose a retos y buscar oportunidades.
  • Un buen autocontrol de las situaciones sean las que sean que vivas.
  • Autoafirmarse en aquello que conoces: descubrir por medio del conocimiento.
  • Una buena autorrealización: desarrollo de nuestras metas, anhelos para vivir en bienestar y amor.

Para conseguir que esto sea posible generalmente es necesario el apoyo del entorno familiar o de un profesional en el caso que sea necesario y desarrollar la habilidad y el coraje para enfrentarnos a las grandes o pequeñas cosas de la vida con fuerza, empuje, sabiendo que podemos conseguir lo que deseamos.

Reforzar la autoestima es reconocer que todos hemos nacido con unos derechos de amar y ser amados, de descubrir que tenemos posibilidades a nuestro alcance para conseguir lo que deseemos.

La persona con una buena autoestima es asertiva, se enfrenta a sus temores, miedos fracasos, creando aspiraciones y Metas.

Características de una autoestima alta:

  • Saber defenderse.
  • Confiar en uno mismo.
  • Ser capaz de resolver las dificultades o fracasos que experimente.
  • Reconoce sus fallos y los de otros.
  • No dejarse manipular.
  • Disfrutar del día a día.
  • Tener una buena salud mental y emocional.

Características de la falta de autoestima: Autoestima baja o pasiva.

  • Falsa imagen de uno mismo.
  • Le resulta difícil enfrentarse a las situaciones de la vida.
  • Estar en lucha constante consigo mismo.
  • Tener ansiedad.
  • Bajar la guardia por tensión.
  • Fingir estar bien.
  • Tratar de convencerse que todo funciona.
  • Ser cambiante, inestable.
  • Evita cualquier situación para no enfrentarse a conflictos.
  • Falta de reconocimiento de sus derechos.
  • Dificultad para hacer, buscar o descubrir cosas que sean importantes, ya que su objetivo de vida lo tiene poco consolidado.
  • Sentirse sin derecho a vivir.
  • Se defiende o malpiensa si se le dice algo que no quiere ver.
  • Creen que los demás son los que valen y que ellos no. Suelen vivir en pasividad, baja energía y frustración.
  • Son impacientes y exigen a los otros lo que ellos no hacen.
  • Dificultad de ver la realidad tal como es.
  • Ser rígidos ante el cambio.
  • Muestran arrogancia y perfeccionismo.

Ejemplos en las etapas del niño al joven con y sin buena autoestima:

En una situación normal un niño cuando va a la guardería muestra una gran expresividad, alegría y contento conectando con otros niños y jugando. En cambio los niños que necesitan reforzar la autoestima se les ve en una situación totalmente contraria, pueden estar retraídos, callados, ponerse en un rincón llorando o enfadarse porque no obtienen lo que desean.

En la llegada del niño al colegio con baja autoestima , éste vive el retraimiento y la falta de conexión con el entorno, siendo cada vez más necesario bien por el colegio, familia, la acción de reforzar la autoestima.

Cuando el niño pasa a la adolescencia, al haberse ido consolidando la baja autoestima, éste generará su círculo con compañeros que tienen sus mismas dificultades para expresarse. Posteriormente si no se elabora el reforzar la autoestima lo llevará a la adultez bien sea en sus relaciones como en su vida laboral.

Para el joven adulto es muy importante el reconocimiento de su cuerpo, dado los estándares actuales de la sociedad., lo que producirá si el entorno no ayuda, un nuevo decaimiento de su autoestima.

La autoestima en la mujer:

La Autoestima en la mujer, desde cientos de miles de años, ha sido una negación de su valor y de sus capacidades para resolver el día a día , provocando en ella una falta de autoestima.

Son muchas las mujeres, por no decir todas, en un tanto por ciento mayor o menor que hemos sido educadas y valoradas para estar bajo las órdenes del hombre y aunque no haya sido cierto, se ha rebajado su autoestima hasta llegar a la desvalorización y el no reconocimiento de su auténtica capacidad.

Es algo insólito, pero a la vez que se la rebaja, se la valora en “exceso”, su “función” de llevar a los hijos, la casa o incluso la economía doméstica, porque así le interesa al hombre. De esta forma éste no hará lo que no le gusta porque siente que es de menor valor.

Es importante la comunión de los padres en los quehaceres familiares ya que esto genera en los hijos un modelo de valoración y autoestima importante para su crecimiento.

Así como la mujer es educada para ser sumisa ante la sociedad y a la vez tiene que cumplir y esforzase para ser reconocida, el hombre es educado de forma contraria para tomar cualquier decisión, lo que le puede llevar a vivir de forma muy dura una situación de baja autoestima, debido a que no tiene el poder y/o conocimiento para ejercerlo porque no se le ha enseñado. En ambas partes, tanto la mujer como el hombre a través del Sistema de Creencias (conjunto de mensajes dados por la familia en la infancia) sufren sin saber la razón por la que tienen que cumplir con estas normas.

Los próximos días el siguiente artículo hablaremos sobre las Causas y tratamiento para reforzar la Autoestima.

Abrir chat