Miedo

El miedo es una emoción muy traída y llevada. La usamos en muchos momentos de nuestra vida, unas veces para no hacer, otras por temor,  para que los otros hagan lo que yo no quiero, no puedo, o me  es incómodo. Hay multitud de facetas que le acompañan

El miedo, después de ir quitando las diferentes capas, podemos darnos cuenta que está en relación directa con la muerte. ¿Qué quieres decir?   Detrás de cada cosa, está la muerte.

Podemos pensar miles de situaciones difíciles que nos llevan al miedo a la muerte.  ¿Quién no ha sentido miedo de hacerse mayor? Miedo a dejar un trabajo, miedo al cambio, a no ser querida, etc. Es morir  para renacer a algo que aunque bueno supone una incógnita, una duda, un temor.

Todos los padres cuando  un hijo está en casa y dice tengo miedo de ir a la habitación, le desmantelamos esta fantasía, abrimos la luz y decimos: “Ves, no pasa nada”.

Así es en todo, hay  que moverse, atreverse,  avanzar e ir a lo nuevo, enfrentarse a  los fantasmas de tu mente para desarrollar el valor que está en ti desde siempre y vencer.

No podemos esperar que alguien nos salve, nos sobreproteja  y vivan por nosotros. Es un gran reto que nos hemos propuesto en nuestra vida, vivirla de verdad aún a pesar de lo difícil o complicado que sea.

El  mayor miedo después de buscar y buscar es  conocernos a nosotros mismos y querernos.

Te invito a saber verte y sentirte que eres maravilloso.