Los azucares los verdaderos protagonistas de la Navidad

Hoy hablaremos de los azúcares, esos que “nos endulzan la vida y nos amargan la silueta”

Los dulces forman parte de nuestros placeres, su consumo más que necesario es caprichoso

Los Hidratos de Carbono son la fuente principal de energía por excelencia para nuestras células, sobre todo para los glóbulos rojos, la médula renal y el Sistema nervioso Central.

Comiendo hidratos de carbono fabricados por las plantas el hombre se integra en el equilibrio ecológico de su entorno y se conecta energéticamente con el cosmos.

¿Por qué nos amargan la silueta?

Todos los carbohidratos son desmenuzados hasta convertirse en la glucosa que contienen para poder traspasar las paredes intestinales y una vez absorbidos pasar a la sangre

Su velocidad de absorción los hace más o menos propicios al aumento de peso.

-De absorción muy rápida: azúcares refinados, zumos de frutas. Índice glucémico alto

-De absorción rápida: Frutas, pan, harinas blancas. Índice glucémico alto

-De absorción lenta: Hortaliza, cereales integrales. Índice glucémico bajo

Cuando mayor es el índice glucémico mayor es el aumento de la glucosa en sangre lo que provoca descargas de insulina por el páncreas. Cuando hay exceso de azúcares hay un exceso de glucemia en sangre, el páncreas genera más cantidad de insulina de la necesaria, incluso a veces en exceso que el organismo almacena de forma anormal provocando en el proceso un aumento de peso.

No quiero fastidiaros las fiestas pero prudencia con los dulces, que sean lo menos refinados posible, de calidad, a ser posible tomarlos solos, a media tarde o como resopón, son formas de minimizar los efectos posteriores a las fiestas

Con moderación se puede disfrutar de todo.

FELICES NAVIDADES

 

Abrir chat