Las Relaciones Laborales – Psicología

En esta entrevista hablamos sobre como gestionar las relaciones laborales. El trabajo es una buena escuela para practicar las relaciones laborales y la comunicación.

Debemos saber que la comunicación es esencial en todo trabajo, ya que nos permite saber dónde está el otro, que necesidades tiene, etc. para poder en relación a ello establecer un tipo de comunicación u otro (jefes, compañeros, delegados).
Cuando no tenemos una buena comunicación automáticamente nos vienen emociones, tales como pensar que no podemos con la situación, inseguridad, baja autoestima, que el otro nos está poniendo trabas, etc.

¿De qué manera debemos comunicarnos entonces con nuestros jefes y compañeros?

Debemos contestar igual a un jefe y a un compañero, es decir, lo que no podemos hacer es decir todo aquello que queramos porque tengamos confianza con uno u otro. Por otro lado siempre debemos escuchar que es lo que dice la otra persona, como lo pide, que quiere, cuando lo quiere, etc.

Lo que No podemos hacer es no preguntar aquello que no hemos entendido o que no sabemos cómo solucionarlo y entrar en una dinámica de emociones que nos paralicen (como por Ej.: “No sé qué hacer”, “Lo hare mal”, “Seguro que se enfada”, etc.), debemos estar siempre atentos y saber qué es exactamente lo que nos piden para poder así saber cómo responder tanto mediante nuestra comunicación como con nuestro trabajo. Siempre es mejor acudir al jefe y preguntar o aclarar las situaciones que puedan devenir en conflictos.

Por otro lado debemos entender el Silencio como un recurso importante. Este silencio existe tanto en el nivel de escucha activa que debemos tener todos para oír lo que el otro dice y también a su vez, el Silencio que debemos tener para saber que en que situaciones debemos callarnos, bien porque estamos alterados, enfadados, porque aquello que nos dicen nos gusta, etc. y pensar a que beneficios o no nos llevara el hablar.

Hay situaciones en las que debemos tener claro donde estamos, como estamos y con quien estamos. Y no podemos decir todo a todas las personas en el ámbito laboral.

Es bueno conocer el “Estado Emocional Facilitador” que es el estado emocional en el que miro a la persona cuando me encomienda un trabajo y Facilito el entendimiento de lo que me está explicando estando muy atenta, respetuosa y preguntando todo aquello que deba preguntar en tiempo y espacio.

Debemos también intentar evitar comunicarnos cuando estamos en un estado de Ira, ya que esto conllevara a peores situaciones, es decir, debemos pensar: “Que efectos estará produciendo en el otro este momento en el que yo me enfado y malas caras y como me va a repercutir”.

Abrir chat