La crisis emocional como elemento de cambio

Crisis emocional

¿Como es tu momento? ¿Te reta la vida? ¿Crees que tienes una crisis emocional?

¿Te gusta tu vida? ¿Cambiarías algo de ella? ¿Has soñado alguna vez, algo muy diferente de lo que vives?

La crisis emocional es un proceso natural, un estado crítico donde las personas tienen que decidir.

Es muy probable que vivas un momento crítico,  una situación que no te la hubieras imaginado nunca, pero existe.

En todo proceso evolutivo de la persona se manifiestan momentos  nuevos, cambios insospechados pero que dan miedo y te hacen pensar diferente de lo que habitualmente harías, sentirnos así nos ayuda a estar más despiertos.  Nos sacan de la comodidad, pasividad e  inactividad; situación en las que no ves muy bien que es lo que pasa te ayuda a la  reflexión,  análisis, hacer un  alto en el camino,  un cambio de etapa,  de tiempo,  de situación.

La crisis emocional  es una rendición en diferentes formas.

A lo largo de la vida vivimos diferentes tipos crisis emocionales:

Causas de la crisis emocional:

  • Físico:  nacimiento, una enfermedad, un despido,  Pérdida de dinero, etc.
  • Emocional:  tristeza, depresión,. Enfados, miedos,  abandono, etc.
  • Mental: No saber, falta de reflexión, pérdida de objetivos, confusión,  etc.

Las distintas etapas de la crisis emocional son:

  • Infancia: el tener que aprender a caminar, andar, hablar,  etc.
  • Adolescencia: Un suspenso, una retirada de la amistad,  frustración,  etc.
  • Adultez: Un cambio de trabajo,  La despedida de un hijo,  etc.
  • Madurez:  Pérdida de fuerza,  envejecimiento,  Jubilación, pérdida  memoria,  etc.

Diferentes crisis emocionales:

  • Familiares.
  • Pareja.
  • Finanzas.
  • Valores.
  • Políticas.
  • Salud.

La crisis emocional que en estos momentos más preocupa es la de las finanzas, política, el sometimiento y la falta de libre expresión. No podemos olvidar que la crisis emocionales una respuesta a un  conflicto  interno sin resolver.

Aprender a mirar la crisis emocional que estamos pasando de forma proactiva nos lleva a hacernos preguntas como: ¿Qué  me está pasando?, ¿Qué es lo que realmente quiero y que no me atrevo a resolver, mirar, aclarar o decidir? .

Cuando no resolvemos lo que tenemos “en casa”, cuando tenemos una crisis emocional,  las dificultades las llevamos a la calle,  los otros se encargan  de que puedes ver que algo no va bien,  que tengas  que hacer  diferentes,  planteamientos, decisiones, etc.

La mayoría de las veces “tiramos pelotas fuera” y lo que no nos gusta de nosotros lo vemos en el otro y nos enfadamos, entristecemos o nos violentamos.

La falta de decisión nos puede llevar a que los otros decidan por nosotros y nos podemos sentir mal si nos mandan, deciden o hacen aquello que no queremos obligándonos.

La crisis emocional generalmente se ve negativa,  aunque no lo es, si nos atrevemos a mirarla de frente y dándole la vuelta.   Podemos pensar que es una oportunidad para despertar del letargo, decidir sobre lo que quiero.

Síntomas de la crisis emocional:

  • Ignorancia.
  • Pasividad.
  • Comodidad.
  • Dependencia.
  • Sufrimiento.
  • Abandono.
  • Miedo.
  • Enfado.
  • Pérdida.

Cuales son los factores que influyen a la crisis emocional:

Según que tipos de crisis  tenemos diferentes formas:

  • Dependencia.
  • Ignorancia.
  • Pasividad.
  • Resistencia al cambio.
  • Falta de responsabilidad.
  • Falta de compromiso.
  • Falta de objetividad.
  • Falta de análisis.
  • Falta de motivación.
  • Falta de acción.

En los momentos de crisis emocional esperamos que  nos den las respuestas a lo que nosotros no nos atrevemos, o no queremos ver. Nos enfadamos porque el otro no piensa  igual que  yo.  La crisis es una oportunidad para hacer algo diferente, un aprendizaje, una creación.

Los momentos críticos  ayudan  a estar despiertos y preguntarnos:

  • ¿Qué quiero?.
  • ¿Cómo tengo que hacer?.
  • ¿Donde quiero llegar?.

Tratamiento para resolver la crisis emocional:

Generalmente aprendemos mediante el dolor. Es importante desarrollar:

  • El discernimiento.
  • La responsabilidad de nuestra vida.
  • La objetividad.
  • El análisis.
  • El autocontrol.
  • El desapego.
  • El compromiso.
  • Motivación.
  • Acción.

Cuando la crisis emocional  no es sólo externa y  social, sino también interna es importante darnos cuenta que el pensamiento, la emoción y la actitud son esenciales para poder aprender todo lo que realmente necesitamos, no confundirnos con lo que “puede pasar”, “que tendremos que vivir”, “si lo sabré hacer”,  “como lo hare”.

El hecho de estar en marcha nos permite ir aprendiendo y hacerlo de la manera más adecuada, sin castigos, culpas o enfados, sino desde la aceptación comprensión y el cambio constante.

Es necesario desarrollar un Pensamiento “el que creas que es el  mejor”, visionarlo y centrar  la imagen de lo que realmente es sano y adecuado, tenerlo presente hasta que se materialice.

La crisis  emocional nos juega malas pasadas, rápidamente nos ponemos en alerta y podemos tener todo tipo de manifestaciones. Es necesario vivir con PAZ y CALMA, es decir de forma alegre, sintiendo que nada te perturbe.

Hemos de tener una actitud de serenidad, centramiento, respeto y amor.  y para nada pensar que este proceso podrá ser quitado,  a nadie le vas a dar el poder. Debemos liberarnos del miedo y atrevernos a mirar de cara con valentía, decisión y determinacion como camino para superar la crisis emocional