La comunicación – Psicóloga María del Mar García Muñoz

En la entrevista la Psicóloga María del Mar García Muñoz nos habla sobre la comunicación desde el punto de vista de la Psicología y como afecta a las relaciones tanto en la familia como fuera de esta.

¿Qué entendemos por comunicación?

La comunicación es salud y vida. Erróneamente se cree siempre que la comunicación es con el Otro cuando en realidad esta comienza en uno mismo, necesitamos comunicarnos correctamente con nosotros para poder comunicarnos mejor con el resto.

El factor más importante es que si me comunico mejor conmigo mismo es que he aprendido a saber valorarme, mirarme y entenderme. Esto me permitirá comunicarme con el otro de una forma más efectiva donde sabré valorar y analizar lo que el otro quiere y espera de la comunicación. Debemos encontrar la forma y momento para poder comunicarnos de forma de efectiva y adecuada, entendiendo que le pasa al otro y que es lo que quiere, para saber así si lo que quiero comunicar es lo que el otro quiere oír, o si no es el momento de comunicar. Comunicar en el momento inadecuado puede llegar a romper la comunicación, hemos de respetar al otro, entendiendo sus límites, deseos y tiempos.

¿Cómo nos podemos comunicar?

A nivel mental, corporal o emocional. Pero de nada sirve tener estos medios de comunicación si no entendemos que la comunicación con los demás falla cuando no nos permitimos comunicar con nuestros pensamientos, emociones y/o actitudes y que afectan a la relación con el otro.

¿Qué pasa con la comunicación con los niños? ¿Cómo afecta la falta de comunicación con los padres a la futura comunicación cuando sea un adulto?

El bebe/niño comunica a través de la mirada, el tacto y el llanto, pero un niño que no ha sido acariciado, valorado o reconocido acumulara frustración, miedos, rabia, baja autoestima, etc. Todo esto afectara directa y proporcionalmente a su comunicación en la adultez con el entorno. Un claro ejemplo son los adolescentes que “Se retiran” de la comunicación por haber sufrido una falta de la misma con sus padres, es decir, un niño que no ha sido escuchado y valorado seguramente de mayor tendrá una comunicación pobre con los demás.

Además esta situación puede derivar en otras tantas, como Llamadas de Atención (con mayores o menores consecuencias) a través de acciones que no serían “Normales”, tales como problemas en los estudios, ausencias en relación a la familia, o más complejas, como las depresiones.

También es importante tener claro que una mala comunicación de Amor hacia el niño puede producir que este se sienta abandonado por sus padres y que posteriormente la comunicación entre ambos sea pobre o desaparezca.

Debemos saber comunicarnos con ellos desde el mismo nacimiento, la comunicación es esencial para todo indivuduo y para que este sepa y pueda expresarse.

Abrir chat