El Cambio

En esta entrevista sobre El Cambio responderé a las siguientes preguntas:

  • ¿Qué es el cambio?
  • ¿El cambio es natural?
  • ¿Qué efectos produce el cambio?
  • ¿El cambio ¿es poder?
  • ¿Cómo podemos realizar los cambios?
  • ¿Cuándo cambiamos que ocurre?
  • ¿Qué efectos a nivel físico, emocional y mental tiene el cambio?
  • ¿Donde nos puede llevar el cambio?

 ¿Que es el cambio?

La vida es un continuo cambio. Es el ingrediente inherente a todo ser humano. Desde que nace, crece y evoluciona.  La muerte significa un cambio. Cambiamos cada instante, cada minuto, cada día. Cambia la luz a la oscuridad, el día a la noche.

Es ilógico aferrarnos a las palabras que decíamos cuando éramos niños o seguir utilizando el pensamiento mágico que tanto nos sirvió en nuestra niñez.

El cambio es compromiso, crecer, expandirse, contribuir y establecer diferencias. El cambio tiene que estar reforzado inmediatamente para ajustarlo. Nuestro Sistema Nervioso se condiciona de forma consistente. No es de una sola vez, sino que se refuerza a través de la repetición.

El cambio es necesario en la vida de todas las personas. Al igual que la naturaleza es cambiante y va rotando por las diferentes estaciones, del mismo modo el ser humano también experimenta multitud de cambios a nivel mental, emocional y físico, de comportamiento, actitudes y hábitos.

El cambio configura nuestro comportamiento y siempre que queramos podemos cambiarlo. Esto es posible cuando desarrollamos el condicionamiento neuroasociativo (desarrollo paso a paso para condicionar el Sistema Nervioso y asociar placer a lo que realmente deseas progresar y dolor a lo que quieres evitar para alcanzar lo que deseas)

El cambio nos ayuda a descansar de la batalla constante entre lo que quiero y lo que no hago, entre estar parado o atreverte a innovar. Ser pobre, mediocre, vivir con éxito o prosperidad.

El cambio es natural  – Yo soy la fuente de mi propio cambio.

El cambio es natural, la vida es cambiante. Cada día es diferente. Nada está estático, nada es para siempre, todo nace, crece, se desarrolla y muere. Está el flujo y el reflujo, el día y la noche, el amanecer y el atardecer. Todo tiene un proceso y a este proceso le sigue una sucesión de cambios. 

Podemos imaginarnos que siempre hiciéramos lo mismo, que estuviéramos parados y que solo tuviéramos una respiración?. La vida no existiría.

Cambiamos de bebes a niños, de niños a adolescentes y de adolescentes a adultos, y a mayores, a maduros.  Es el proceso natural de la vida. Lo anormal es no realizar el cambio. Todo es movimiento, todo es acción. Cuando no hay cambio, algo está muerto.

Es natural, exige el desarrollo de pautas que nos dirijan automáticamente hacia aquello que deseamos o es bueno para nosotros.

¿Que efectos produce el cambio positivo?.

El cambio implica siempre mover ficha, exige cambiar de actitud, ponerse en acción, asumir la responsabilidad, el compromiso y en definitiva salir de nuestra zona de confort.

El cambio implica un riesgo. Tenemos la alternativa de seguir viviendo en la oscuridad, solo depende de nuestra decisión.

El cambio es un indicativo de progreso, evolución, aprendizaje y riqueza. En el cambio está inscrito el sello de nuevas oportunidades, de dejar atrás lo viejo, de mudar si es necesario hasta la piel para crear nuevos paradigmas y en definitiva, lograr una reestructuración de nuestra vida.

Si esto es así ¿por qué podemos resistirnos a cambiar?. Porque el Cambio supone trabajo, riesgo, hacer, experimentar y estar vivos. Nos cuesta reconocer lo positivo y beneficioso, independientemente que a momentos sea más dificultoso y nos implique situaciones más dolorosas o duras en la vida.

El cambio, ¿es poder?

Todo cambio es poderoso, ya que nos libera en muchas situaciones del letargo, de no hacer nada e incluso de inmovilizarnos. Nos atrevemos a través del cambio a dejar la queja, los temores, las angustias, nuestra parte de víctima, miedo e inseguridad.

Cuando buscamos una alternativa innovamos, tomamos la responsabilidad y el compromiso de hacer algo diferente para no vivir en el sufrimiento o en el dolor.

A medida que nos atrevemos a realizar diferentes cambios, nuestras capacidades aumentan y dejamos atrás las creencias que nos han ido limitando o que han interferido en nuestra toma de decisiones e incluso nos han perjudicado en el día a día, no decidiendo, no creando ni desarrollando a veces lo más básico, como por ejemplo:

“Se que si sigo media hora más en la cama, tendré dificultades para llegar a la hora en el asunto que tanto me interesa resolver, o me están esperando para una decisión importante en el mundo laboral”.

A veces cambiar es ir aparentemente en contra de uno mismo, porque hemos generado hábitos, que nos impiden avanzar de forma sana y adecuada.

Cuando nos atrevemos a tener el poder del cambio, abrimos muchas puertas en diferentes áreas:

  • Con el poder del cambio nos atrevemos a comunicar con más personas y aprendemos a expresar y conocer nuevas formas de hacer
  • Tomamos pequeños riesgos en principio y después por el aprendizaje a desarrollar grandes habilidades.
  • Aprendemos a través del cambio a darnos cuenta que tenemos el poder de decidir, expresar y ser de formas diferentes a las que habitualmente teníamos y somos capaces de enfrentarnos a hacer posible lo imposible.
  • Con el cambio aprendemos a influir sobre las emociones y el comportamiento en nuestra vida, es decir aumentamos la calidad de nuestra vida.
  • Podemos cambiar partiendo de nosotros mismos y a partir de lo que vemos o percibimos de los otros.

Muchas veces preferimos el dolor de la aflicción que cambiar nuestras emociones. Cuando nos hacemos cargo de nosotros controlamos nuestra vida.

“El poder es nuestro, las cosas no cambian, somos nosotros los que lo hacemos”.

¿Como podemos realizar los cambios?.

Tenemos multitud de técnicas y posibilidades para cambiar todo aquello que nos propongamos, solo hace falta querer y decir sí a lo que deseamos (tenemos que desearlo ardientemente).

La principal posibilidad para desarrollar el cambio es el Sistema de Creencias que hemos cogido, hay positivas y negativas. No somos conscientes de lo que representan.  Las tenemos a nivel familiar, educacional y social, las hacemos nuestras, las repetimos de forma automática, sin valorar si nos convienen o no.

Según A. Robbins hay tres creencias para el cambio absoluto.

  • Creer que algo tiene que cambiar. No usar el “tendría” ni vacilar.
  • “Voy a cambiar. Soy la fuente del propio cambio. No esperar el cambio en los otros, no culpar a los otros”.
  • “Quiero el cambio y voy a cambiar. Soy la fuente de mi propio cambio”.

Otras técnicas:

  • Programación del Desarrollo Mental (Pantalla Mental, Espejo de la Mente, etc.)
  • Enfocarme en el Lóbulo Frontal y centrar la imagen del cambio que quieres realizar.
  • Desarrollar la Disciplina y felicitarte por los pequeños cambios que realices diariamente.
  • Creación de un panel y tenerlo visible, tal como deseas estar, la fecha y felicitaciones, hacerlo rico en creaciones y llevarlas a cabo.
  • El uso de una pizarra conforme vas borrando aquello que quieres eliminar. Usar la visión y el enfoque.

Es importante no detener el nuevo comportamiento que quieres desarrollar, de lo contrario se debilitará.

Es fundamental usar la Pasión y disfrute cada vez que no cedes y que consigues el cambio que deseas.

Es importante hacerte estas preguntas y responderlas para que el cambio sea totalmente consciente y desarrolles el pensamiento, la emoción (pasión) y el comportamiento:

  • ¿Este comportamiento, hábito, actitud forma de actuar es bueno para mi, favorece mi autoestima, valoración y confianza?, ¿Decido lo que realmente deseo?.
  • ¿Cuales son las Creencias que me tienen encadenado y me impiden cambiar en mis objetivos, te enfocas y pones la atención para reconocerlas?.
  • ¿Estoy dispuesto a llevar a cabo cueste lo que cueste el cambio que quiero realizar y tener éxito?.
  • Usar un buen anclaje.

Cuando cambiamos ¿qué ocurre?

  • Lo que queremos, lo creamos.
  • Nos liberamos del cumplimiento, dictámenes, creencias, actitudes y hábitos de los otros.
  • Somos los dueños de nuestra vida.
  • Desarrollamos el placer de vivir con autoestima, valoración y confianza.
  • Vivimos con alegría y pasión.
  • Aumentamos las capacidades mentales, la creatividad, el éxito en todo aquello que nos proponemos. Nos damos el permiso de vivir con riqueza en nuestra vida.

El mayor anclaje está en darte cuenta del dolor que te produce y que ha generado una red neuronal en tu cerebro y la repetición del no cambio es instantáneo. Se trata de buscar el placer y deshacer la red neuronal negativa y aumentarla de forma positiva hasta que el cerebro fije la imagen del cambio y se produzca automáticamente.

¿Que efectos a nivel Mental emocional y físico produce?

  • Se produce una nueva red neuronal de pensamiento positivo que hace posible cualquier cosa que la persona quiera conseguir.
  • A nivel emocional, aumenta la capacidad de apasionarse por lo que favorece y enriquece a la persona y las personas que están a su lado.
  • A nivel físico, eliminas la posibilidad de destruirte la vida por la no acción y aumenta la energía, el sistema inmunológico aumenta y te conviertes en el dueño de tu vida y el destino lo elijes tu.

 ¿Dónde nos lleva?

  • A un mundo sin límites, sin barreras, donde la capacidad que la persona tiene la pueda desarrollar y crear a nivel de salud, prosperidad y éxito en todo lo que se proponga.
  • Amar todo aquello que quiere, desarrollarlo y conseguirlo.
  • Liberarse de la pobreza, del dolor y de cualquier enfermedad que se puede producir por la falta de valoración, amor y respeto.
  • Desarrollar en uno mismo y para la Humanidad un mundo donde es posible realizar cientos de creaciones si queremos llevarlas a cabo.

Si estas dispuesta a cambiar, recuerda: «Lo único constante es el cambio».

Terapia Online para personal Sanitario al frente del Coronavius, familiares afectados por el mismo o personas confinadas que necesitan un soporte Psicológico emocional por el momento actual que estamos pasando.

+ INFO AQUI