Ecología interior

Se habla mucho, hemos creado artículos que nos llevan a saber dónde tenemos que poner unas cosas y otras.   Esto está muy bien y creo que es muy sano. Pero en realidad quizá no hemos hablado mucho sobre nuestra ecología mental, o nadie nos ha dicho lo importante que es. ¿Eres ecológico mentalmente? Me preguntas ¿qué quiero decir?.

Sencillo. Limpio mis pensamientos cuando después de un rato de estar criticándome  o criticando, me atrevo a sacarlos de mí para no seguir contaminando o paro inmediatamente cualquier pensamiento tóxico?

En realidad no existe mayor contaminación que nuestros pensamientos, van más rápido que la velocidad de la luz, por donde quiera que pasan arrasan  todo lo que encuentran.  Puedes decir, no es para tanto. Es cierto. La diferencia es que  la contaminación física se ve y la mental no, pero afecta tanto que tiene mayor poder y repercusión que la bomba atómica  en nuestra  vida y alrededor.

¿Cómo cambiaría nuestra vida si tomáramos conciencia de ello?

Cuando contaminamos en el exterior, quiere decir que no nos percatamos de cómo son nuestros pensamientos y sus efectos.  Podemos percibir cuando una persona es positiva y es capaz de ver el lado bueno de las cosas, o acepta lo que pasa.  La respuesta es muy diferente cuando la respuesta es negativa, nos  podemos sentir mal e incluso nos cuesta estar cerca de ella.

Hoy te invito a analizar cómo es tu pensamiento, si es ecológico o no.

Lo importante es poder cambiar para que a nuestro alrededor se pueda vivir la belleza y con amor

Abrir chat