Domina tus emociones

Todos tenemos pensamientos. Estos pueden ser positivos o negativos. Nuestra vida está hecha de pensamientos. Todo aquello que hemos sido capaces de hacer es porque antes lo hemos pensado.

Las emociones son pieza clave para poner en marcha los pensamientos, es la energía que hace que se materialice aquello que queremos.

¿Por qué tenemos tanto miedo a nuestras emociones? ¿Qué es lo que nos impide que las podamos ver como buenas en nuestra vida?.

Las emociones no son buenas ni malas, son lo que son y el aceptarlas nos ayudan a sentirnos mejor, porque podemos en muchas ocasiones cambiar aquello que no nos favorece

Una emoción es como abrir el piloto automático y darnos cuenta que hay algo que no va bien y que podemos rectificar

El que sintamos dolor, tristeza o desesperanza y pensemos que nuestra vida es durísima no quiere decir que no podemos resolver, simplemente sabemos que hay algo para hacer diferente a lo de siempre.

Si realmente queremos que las cosas funcionen de verdad, tenemos que hacer que las emociones trabajen para nosotros en lugar de dejarnos abatir por ellas.

Vivir sin control las emociones es ir a la deriva. Es necesario enfrentarse a ellas, no huir, controlarlas adecuadamente, saber que significan, que efectos nos producen y tener nuevas estrategias para que estas jueguen a nuestro favor en lugar de ir en contra y así podamos obtener los objetivos que queremos.

Pasos para dominar las emociones

Lo primero es saber que estamos sintiendo y que es lo que nos está pasando, disminuimos la intensidad de la emoción.

Reconozcamos y aceptemos la emoción para hacer los cambios precisos

Saber los mensajes que nos ofrecen las emociones es un reto para cambiar.

Cuanto más aprendas de las emociones, más confianza tendremos en nosotros mismos y sabremos cómo vivir y resolverlas.

Aceptar y amar tus emociones es aprender a tener una buena inteligencia emocional

 

Abrir chat