Dificultades en los niños en la vuelta al colegio

dificultades en los niños en la vuelta al colegio

En muchas situaciones pueden existir dificultades en los niños en la vuelta al colegio, que pueden convertirse en una problemática tanto para los padres como para los hijos. Es nuestra obligación como padres, apoyar a los niños y adolescentes en una de las etapas más cruciales de su educación.

Debemos saber gestionar las dificultades en los niños en la vuelta al colegio y transmitirles la importancia del colegio, así como sus valores y dificultades.

En estos casos podemos ayudarnos de ciertas estrategias que son necesarias ante determinadas situaciones.

Después de casi 3 meses de vacaciones pueden darse dificultades en profesores, alumnos y también de los padres, a veces se hace costosa la vuelta al colegio. El alumno está expectante qué profesor tendrá, qué clase le tocará, con qué compañeros estará y cuan fácil o difícil serán las materias que este nuevo año tendrá y si sabrá llevarlas a cabo, si será lo suficiente inteligente, si el profesor cuando tenga dudas le responderá o creerá que él no es suficiente inteligente…Son todo novedades que se irán agolpando en unos cuantos días, hasta que llegue el gran día esperado y temido.

¿Qué ocurre? De todo. Los pensamientos se aglutinan y a veces están unos días que les cuesta dormir, en otros momentos están excitados o se pueden enfadar por cualquier cosa, porque no dominan las situaciones porque no saben como será. Las emociones son muchas y también variadas: angustia, miedo, incertidumbre, etc. A nivel físico puede tener cuadros de dolor de cabeza, catarros, dolor de tripas, etc.

Dependiendo como estén emocionalmente los padres, es decir, cómo se preparen para este evento tan importante serán mayores o menores las dificultades de los niños en la vuelta al cole.

Que estrategias podemos seguir los padres en las dificultades de los niños en la vuelta al colegio:

  • Aproximadamente 15 días antes del comienzo del colegio:

después de unas vacaciones en las que ha habido unos horarios muy diferentes a los que el niño y joven va a tener, es necesario cambiar la rutina que tenía del verano, para que poco a poco se pueda cambiar los horarios, de lo contrario puede tener dificultades en cuanto al descanso, estructura, organización.

  • Es importante que el día que empiece el colegio:

pueda tener la mochila preparada con los libros o cuadernos forrados y todo el material necesario.

  • Para resolver las dificultades de los niños en la vuelta al colegio es importante acompañarlo e ir a buscarlo:

dependiendo de la edad de éste, asegurándose no hacer que el niño tenga que esperar largos tiempos porque no han venido a recogerlo. Esto puede producir en el niño: sentimiento de abandono, de angustia, miedo y desesperanza.

  • Crear un ambiente distendido de:

alegría, entusiasmo, serenidad y calma, evitando o ayudando a que los miedos, tensiones o angustias que pueda tener el niño, se disipen y vea que es natural la vuelta al colegio, como lo es cuando sus padres se incorporan al trabajo.  

  • Cuando el niño no quiere ir al colegio o está triste o enfadado: 

Explicarle lo importante que es adquirir conocimientorelacionarse con los amigos, saber compartir, experimentar juntos el aprendizaje y cómo éste posteriormente tendrá un valor importante. A la vez proponerle unas actividades extraescolares que en las cuales estén interesados en aprender o disfrutar.

  • El niño no quiere hacer los deberes o dice que no tiene:

Puede que las tareas:

  • No le interese
  • No le motive.
  • Se aburra
  • Piensa que no le sirve
  • Que tiene muchas cargas extraescolares y no tiene tiempo para el ocio.

Causas por las que no hace los deberes:

  • Puede tener una sobrecarga. Tenemos que ver que es lo que está pasando, a veces, puede que tenga muchos deberes y se sienta agobiado.
  • Tareas demasiados extensas.
  • Sobrecarga a nivel extraescolar: Futbol, natación, idiomas, etc.

¿Que podemos hacer como padres para que las dificultades en los niños en la vuelta al colegio sean menores?

  • Es importante saber que situaciones pasa el hijo y comunicarse con él.

Observar e interesarse como le ha ido el día. Realizar actividades familiares de cualquier tipo en que intervenga el disfrute, alegría y posteriormente, desarrollar la disciplina del estudio, es decir los deberes etc.

  • No debemos penalizar sino explicar, conversar, dialogar y entenderlo.
  • No hacer castigo/recompensa ya que en la adultez buscará esta forma de hacer tanto en el trabajo como en su vida privada.
  • Explicar al niño ejemplos de similitudes de responsabilidad o compromiso de los padres en el día a día. Ejemplo: La comida preparada a tiempo para poder comer.
  • Concienciar a los padres a que estén atentos ante comportamientos inusuales de los hijos. Ejemplo:

Un hijo viene sin ganas de hacer nada, triste o sin ganas de comer. A veces al hij@ puede que le estén haciendo booling, u obligando a ciertas cosas, etc. Si es así los padres deben responder inmediatamente y hablar con el colegio para cuidar y proteger a su hijo.

Si no quieres que las dificultades de los niños en la vuelta al colegio se conviertan en problemáticas mayores, es muy importante aprender a llevar un “Control” sobre sus necesidades, como así también acompañar este Control mediante calidez, amor y cuidado.

Abrir chat