COVID -19, Perdidas, Duelo, Fobias, Emociones y Pensamientos

Hace unos días hablábamos, en la anterior entrevista, con la Psicóloga María del Mar García Muñoz sobre lo difícil que es aceptar la enfermedad del Covid-19, como nos enfadamos cuando la sufrimos, como es volver a la vida normal, todo lo que tuvo que enfrentar luego de su experiencia con la enfermedad y el enorme agradecimiento al todo el personal sanitario. En la entrevista de hoy con el Canal Toronja de Osona hablaremos sobre el trabajo que representa el volver a casa.

El hospital es el primer momento y la consciencia de que estoy sufriendo una enfermedad, es donde uno decide si vivir o no, es decir, si darse por vencido o luchar y entender lo que pasando. No debemos olvidar que la aceptación es el primer punto de partida para el cambio. Todo aquello que pueda aceptar es todo aquello que puedo cambiar.

¿Cómo vuelves a la normalidad, a tu vida?

Si bien vuelvo a la vida “normal” en realidad esta no lo es, ya que en primera instancia debemos pasar por la cuarentena, aceptar que estamos solos y sobre todo y lo mas importante es volver a decidir “quiero vivir” y tengo que hacer todo lo posible para seguir sanando. Si bien estuve muchos días en la cama después de volver del hospital esta situación me sirvió para reflexionar sobre mi misma, sobre todos los que lo han sufrido y en que puedo cambiar mi vida para hacer algo diferente.

En estos momentos no solo el COVID esta afectando a las emociones de las personas, también estamos sufriendo una crisis económica que suma un cumul de emociones negativas. ¿Qué le dirías a las personas que pasaron por la misma situación o se les ha muerto un familiar y están en la tristeza o deprimidas?, ¿Cómo les puede ayudar la Psicología?

Lo mas importante es hacernos cargo de que tenemos unas situación desconocida y no vivida hasta ahora y que posiblemente necesitemos de la ayuda de un profesional para cambiar nuestros pensamientos, estos se agolpan en nuestra mente y no nos dejan actuar, son dudas que vienen a nuestra mente, tales como: “no se si viviré”, “no se si estaré bien”, “tal vez enfermo”, etc. Además, obviamente de aquellos pensamientos de depresión debida al duelo. Un profesional puede ser el punto de partida para menguar estas ideas y estado de tristeza o depresión.

Por otro lado, en cuanto a las emociones, se nos agolpan miles de emociones, miedo, tristeza, rabia, angustia, culpa, etc. Hay momentos en que nuestra familia quiere abrazarnos, pero no puede, al igual que les gustaría decirnos cosas que no están preparados para hacerlo. Es por eso que es muy importante la Aceptación.

La situación, la que sea que estemos viviendo, tiene que servirnos como motor de cambio y debemos ver si estamos haciendo todo lo que queremos hacer y lo que nos llena, caso contrario deberemos entender que algo no esta funcionando y podemos cambiarlo.

Hay personas que están cogiendo fobia al salir a la calle, tienen miedo a volver al trabajo y sentarse con personas a su alrededor, convivir con otras personas, ir en transporte público, etc. Es por eso que en estos momentos no debemos olvidar la siguiente máxima: “El Pensamiento crea a la realidad”, ¿Cuál es mi pensamiento, y ese pensamiento, donde me lleva?. Si tenemos miedos o fobias, al igual que cuando éramos niños y no queríamos ir al colegio o encontrarnos en diferentes situaciones, debemos enfrentarnos a ellos. Es importante aprender a relajarnos, a visualizar a imaginar, no lo negativo, sino lo positivo, para que podamos imaginarnos por ej: “Que salimos de nuestra casa, nos encontramos con amigos, nos reímos, etc”.

Debemos también saber distinguir la realidad de entre todo lo que nos dicen a través de los medios y evitar quedarnos con el miedo o susto que nos trasmiten. Demos saber que tenemos una mente poderosa que nos ayudara a cambiar estos momentos de fobia y enfrentarnos a ellos aprendiendo a respirar, a visualizar y que tenemos el poder sobre nosotros mismos.

Por otra parte, han muerto muchas personas sin un duelo digno para sus familias, sin entierros, sin despidos o etapas de duelo, todo se ha dado de forma muy rápida y inesperada, lo que hace el proceso de duelo para los que seguimos sea mas duro de lo habitual. A los familiares nos llegan pensamientos del tipo: “Ha muerto solo”, “no me he despedido”, etc. y esa es la parte externa, pero la parte interna es que la persona que se queda pueda escribirle una carta, ya sea para despedirse, pedir perdón o lo que necesite expresar, pero sobre todo para la persona pueda sentirse en paz. Al igual que pasa con una muerte en un avión o en altamar, donde tampoco podemos despedirnos, estas muertes producidas por el COVID requieren de una despedida diferente y que podemos dárnosla a través, repito, por ejemplo, de una carta o incluso a través de un trabajo emocional donde la persona pueda ir despidiéndose de la persona que ya no está.

El último consejo que puedo dar es que todos los que estamos vivos, ESTAMOS VIVOS y que estamos viviendo un proceso de gran cambio y que es muy importante descubrirse uno mismo y amarse, para poder experimentar y hacer un cambio no solo para nosotros sino también para la humanidad.

Abrir chat